Recursos

Historia del escudo nacional de México

Anuncios

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la historia del escudo nacional de México? ¿De dónde se han tomado los elementos que la conforman? A continuación te lo presentamos.

El nacimiento del escudo nacional de México se remonta al peregrinar del pueblo mexica desde el mítico lugar de Aztlán rumbo al lago de Texcoco, donde apreciaron la imagen que Huitzilopochtli les había revelado: un águila devorando una serpiente sobre un nopal. Es precisamente este sitio donde levantarán la ciudad de Tenochtitlán, que a la postre sería conocida como la Ciudad de México.

Historia del escudo nacional de México

En el escudo de la República Méxicana, los dos animales que aparecen mantenían un simbolismo trascendental en la cosmogonía del pueblo mexica. Uno era vinculado con el sol, con los astros y, en general, con cualquier cuerpo celestial; el otro se relacionaba con la tierra, madre de los alimentos.

En este caso, el águila, o lo celestial, triunfa sobre lo terrenal. Por su parte, el nopal es un alimento que se remonta al uso en la cocina prehispánica y que, incluso hoy en día, es empleado comúnmente en la cocina mexicana.

Cuando la ciudad de Tenochtitlán fue conquistada por los españoles, los pobladores mexicas no tardaron en hacer una petición acerca de conservar los símbolos prehispánicos en el escudo que los españoles harían de la nueva Ciudad de México.

Así, las primeras variantes que se acercan al actual escudo nacional Méxicano, se remontan a la época del virreinato.

Anuncios

Datos relevantes en la historia del escudo nacional de México

Continuando con la historia del escudo nacional, durante la lucha de independencia, los colores nacionales y el escudo nacional cobraron vital importancia en la conformación de una nueva identidad, ya no española ni novohispana, sino mexicana.

Por ejemplo, el cura José María Morelos y Pavón, insurgente que peleaba por la independencia, utilizó una bandera con un águila posada sobre un nopal. Finalmente, en la última etapa de la independencia de México, con la formación del ejército Trigarante y de su entrada a la capital, la Ciudad de México, tanto el escudo nacional como los colores de la bandera nacional fueron, oficialmente, el escudo con el águila devorando una serpiente sobre un nopal, y los colores, verde, blanco y rojo.

Durante el imperio de Agustín de Iturbide, primer emperador del México independiente, se colocó sobre la cabeza del águila una corona imperial; sin embargo, esta característica desapareció en las versiones posteriores.

En 1917, con la Constitución impulsada por Venustiano Carranza, se establece que, además de respetar la disposición de los elementos tradicionales de la bandera de México, la posición de las franjas de los colores sería, a partir de entonces y en todas las banderas, de forma vertical.

La última modificación del escudo de México se realizó en el año de 1968 por Francisco Eppens Helguera. Es en esta versión que se decide definitivamente que la especie de la serpiente devorada será de “cascabel”; esto debido, principalmente, a que la serpiente de cascabel representaba un papel importante en las culturas prehispánicas (por ejemplo, diversas representaciones de divinidades, como Coatlicue o Quetzalcóatl, mantenían características de estos reptiles). Desde dicho año, el escudo nacional de México no ha sido modificado.

Esperamos que conestos datos hayas conocido un poco más sobre la historia del escudo nacional de México, recuerda que también tenemos otros artículos interesantes relacionados al tema.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía